Quiénes Somos

Somos un grupo de familiares, profesionales y amigos de personas con condiciones del espectro autista de la ciudad de Concepción del Uruguay, Entre Ríos (Argentina).

dsc_0219

Trabajamos – como cualquier otra familia o profesional- por un proyecto de vida y desarrollo pleno de nuestros niños y jóvenes con TEA, y – entre muchos otros- nuestro objetivo es que puedan ejercer su derecho a concurrir a escuelas y demás instituciones y espacios sociales, fortaleciendo sus potencialidades y autonomía, haciendo del entorno un lugar más comprensible.

Sabemos que el trabajo en casa o en consultorios no es suficiente. Que es necesario realizar acciones públicas y sostenidas de concientización sobre autismo, para que más personas con TEA y sus familias tengan garantizados los derechos. Para que las escuelas y  demás instituciones cuenten con las herramientas necesarias para acompañarlos, participando activamente, de manera positiva y a conciencia en su desarrollo.

Sin pretender poner en crisis conceptos ampliamente discutidos por  la comunidad científica y académica,  venimos – desde nuestro trabajo diario- a proponer un cambio cultural en torno a los imaginarios y representaciones que despiertan palabras como discapacidad y autismo. Venimos a hablar desde lo que somos, desde nuestras características individuales. Que se conozca sobre autismo como de tantas otras diferencias que son parte de nuestra identidad. Y que desde ese marco realista, cada día seamos más los que podamos comprender y relacionarnos sin miedos ni prejuicios con quienes son diagnosticados con estos trastornos. 

Con este fin, y también para promover el logro de diagnósticos e intervenciones tempranas, creemos que es fundamental construir espacios informativos y de conocimiento desde los cuales visibilizar las particularidades de estos trastornos cuyas cifras parecen ir en aumento. 

Ni familiares ni profesionales podemos solos. Esa ha sido una de las grandes lecciones para quienes convivimos con el autismo.

Necesitamos estudiantes del campo de la salud que se formen en esta temática. Profesionales comprometidos capaces de realizar diagnósticos tempranos e intervenir terapeúticamente en tiempo y forma. Requerimos docentes de todos los niveles que puedan repensar los modos de enseñanza-aprendizaje, que puedan reinventar las prácticas académicas y asumir el desafío de enseñar a quienes pueden aprender, claro que sí, aunque quizá de manera diferente a sus pares.

Necesitamos una sociedad que trascienda la conducta de juzgar a nuestros niños o familiares por comportamientos no comprendidos y erróneamente calificados como “inadecuados”. Una sociedad que se anime a conocer, en cambio, las posibles razones que los generan, así como también las herramientas que pueden hacer posible lo que al principio parece difícil e inalcanzable.

Urge un profundo cambio de pensamiento, lo que nos prepara para un cambio de conducta, no  sólo respecto a la mirada sobre el autismo, sino a la mirada sobre nosotros mismos y la sociedad en la que queremos vivir.

Lo que proponemos se enmarca en esa necesidad que visualizamos a diario: la de promover prácticas de acceso al conocimiento sobre autismo, saberes que en la actualidad se reducen – en el mejor de los casos- a los espacios y grupos terapéuticos de quienes pueden acceder a los tratamientos.

Esto recién empieza… Hay mucho para hablar. De discapacidad, de diferencias, de tratamientos, de diversidad, de abordajes interdisciplinarios, de educación, de infancia. De derechos.

Queremos una sociedad mejor, con compromiso real, para todos. Hacia allá vamos, y te necesitamos. Nosotros, nuestros hijos, nuestros pacientes. Te necesitan tus hijos, tus alumnos, tus nietos, y todos los que vendrán a futuro.

Queremos hablar de autismo por todos los que no pudieron ni pueden hacerlo.

No se admiten más comentarios